28 mayo 2014

Madre e hijo : dramón en la cartelera

Cartelera de Madre e hijo




Entré sin saber quien firmaba la película, pero conforme la iba viendo me recordó otra excelente y brutalmente acongojante película, vista hace unos años, también rumana,  llamada 4 meses, 3 semanas, 2 días. Y luego he comprobado que se trata del mismo guionista, Razvan Radulescu.

Esta Madre e hijo es un drama del director Calin Peter Netzer sobre una madre posesiva en la Rumanía actual. El filme ganó el Oso de Oro a la Mejor Película en el Festival de Berlín de 2013.

Sinopsis

Madre e hijo, es la historia de una decoradora de clase alta que asiste al progresivo distanciamiento de su único vástago, un hombre treintañero que se ha hartado de los mandatos de su posesiva progenitora. Un incidente, el atropello de un niño de familia humilde por parte del hijo, volverá a sacudir la peculiar relación materno filial. Es el amor de madre hasta las últimas consecuencias. Ese amor que se conforma, como la protagonista dice en la película, en que su hijo la respete, aunque no la quiera.

La buena salud del cine rumano

Se trata de un drama con diálogos brillantes y muchas escenas de tensión. Con la participación de una brillantísima Luminita Gheorghiu, que construye un personaje brutal. Borda a esa madre manipuladora que, sin embargo, hace todo lo posible para evitar que su único hijito vaya a la cárcel. Lo único que me ha molestado es el excesivo uso de cámara al hombro, casi llegando a ser una continua "rectificación de cámara", aunque el punto de vista de la cámara siempre es acertado como el juego de los retrovisores de la escena final. 


Luminita Gheorghiu ha trabajado con Michael Haneke
Tanto el director, como el guionista y los principales protagonistas son puntales en la Nueva Ola de cine rumano. De hecho esta película es la ganadora de 8 premios de la Academia de cine de Rumania y candidata a los Oscar como película de habla no inglesa por este país. 

Director y guionista aprovechan el accidente y sus consecuencias para dibujar un nada favorecedor retrato de un país, Rumanía, donde reina el soborno y la corrupción. Estamos por tanto delante de un drama duro, desgarrador. Tan de shock que no te salen ni las lágrimas.

Un conflicto moral extremo, un suspense jurídico tenso, una descripción mordaz de la decadencia de las élites internacionales. 
Le Monde

Fascinante disección del amor materno. 
Variety

27 mayo 2014

La última apuesta de Fernando Trueba : la voz de Linda Kremer



Es raro tropezarse en el panorama musical con voces como la suya. Voz cristalina y exquisita, con un punto dulce. Tal vez, justamente ese registro tan especial, juega en su contra. Pero la verdad es que su tono transmite sosiego y seduce a partes iguales. Ya hay quien ha dicho que es algo así como una mezcla perfecta entre la suavidad de Carla Bruni y la dulzura sensual de Marisa Monte.

Linda Kremer es un caso extrañísimo en el mundo de los solistas en español. Comenzó su una fugaz carrera a los trece años, cuando casi por casualidad su versión de Luka, el hit de Suzanne Vega, llegó al álbum Infancia olvidada, que contó con la dirección musical de Rosa León. Luego participó como saxofonista en un disco de Javier Limón y apenas si colaboró en algún proyecto de Fernando Trueba. Poco más se supo de ella hasta hoy, cuando el mismo Trueba decidió apostar por Linda y producirle un debut como solista que promete varias atracciones.

Su trabajo, que sale a la luz el próximo día 10, se titula Esta es tu casa y todas las canciones son versiones en español de Arnaldo Antunes, el músico y poeta de la contracultura brasileña, que fuera integrante de la mítica banda de rock Titãs hasta 1992
.  

26 mayo 2014

¿Eres calipigia o sólo culona?

Venus Calipigia en el Museo Arqueológico de Nápoles
Hoy me he encontrado una de esas palabras que me encantan. Jamás la había escuchado. Calipigio. Y no sólo no es bonita la palabra, sino que también es bonito el significado: de bellas nalgas.

El término proviene del griego kalipygos: kallos ‘bello’ y pyge ‘nalgas’, pero es una palabra que, inexplicablemente, no figura en los diccionarios más comunes de español. 



De nalgas gloriosas


La palabra, no me digais que no es sugeridora, incluso erótica, da idea de unas nalgas gloriosas, redondas y firmes, vamos, como de estatua griega. Lejos del patrón de culo resbaladizo y escuálido de las modelos del siglo XX.

Y esta entrada la he escrito en femenino, porque sé que somos más las calipigias que los calipigios. Porque mira que hay pocos culos masculinos de nalgas rotundas, redondas y mullidas. Pues eso, dejemos de ser culonas y reivindiquemos ser calipigias.


Las venus ya eran culonas


Este término desciende de la adoración clásica por las nalgas femeninas voluminosas, las que eran de gran adoración social por su relación cultural con la maternidad, la fertilidad y la feminidad. En griego la voz es usada para designar la famosa estatua de Afrodita, conocida en castellano como Venus Calipigia. 
Esta Venus representa a una mujer parcialmente cubierta, levantándose su liviano peplo para descubrir sus caderas y nalgas, y que mira atrás y abajo sobre su hombro, quizá para evaluarlas.

¿Quien no gira la cabeza ante el espejo para verse el trasero en ese pantalón nuevo?




22 mayo 2014

¿Me lo como o lo cuelgo en la pared?. Las pinturas de Sparnaay

El huevo frito de Sparnaay
El fondo de los cuadros de Sparnaay es lo único que revela el truco

¿Me lo como o lo cuelgo en la pared?

Es lo que te viene a la cabeza cuando ves los lienzos del pintor holandés Tjalf Sparnaay. Sus detalles son tan precisos que nos hacen creer que estamos delante de una fotografía. Las dimensiones de las fotos nos advierten, que si no le metíamos un bocado.
 
Bodegón del siglo XXI

Hiperrealismo gastronómico

Se trata de pintura hiperrealista dedicada a temas concretos. Aunque el pintor holandés trabaja mucho con flores, su fuerte son los alimentos. Es un hiperrealista gastronómico que consigue confundir al espectador ¿foto o cuadro?

Son óleos sobre lienzo hechas bajo la mejor tradición holandesa y donde plasma la realidad utilizando elementos triviales que forman parte de nuestro día a día, de nuestras costumbres en la mesa, tal como un huevo frito, un sandwich, la comida basura...


Bocatas y sandwiches made in Sparnaay



Cupcake "cocinado" con pinceles

21 mayo 2014

Más allá del hijo, el libro y el árbol.

Lo sabia. Sabia que tenia razón.Y ahora unos investigadores de universidades de Canadá y Estados Unidos me la han dado. Tener un propósito en la vida está asociado a un menor riesgo de mortalidad. O lo que es lo mismo :!vive el reto! 

No hace falta que sea un gran propósito. Vale que muchos se agarran al "planta un árbol, escribe un libro y ten un hijo". Pero siendo un poco más originales, hay mil retos para proponerse. Simplemente nos vale ir marcándonos pequeñas píldoras de futuro. Desde volar en parapente, hasta aprender esgrima, hacerse un huerto, o participar en el maratón de Nueva York. Propósitos futuribles y factibles. Retos que nos inciten y nos exciten a vivir con ganas.

Hay quien va por ahí viviendo el presente y negándose un reto, un propósito, un plan futurible, hasta si me apuras, un sueño. Pasan por la vida consumiendo el día a día, haciendo de la jornada un trámite en bucle, un día de la marmota insufrible. Yo siempre he sido de los que necesitan tener a mes vista, a año vista, un objetivo, un propósito, un ideal. Eso me da ánimos, me da fuerza, me anima. Y encima ahora me dicen que esos objetivos que le ponemos a la vida nos la alargan.

Los resultados de estos estudios están publicados en la revista Psychological Science. Apuntan que la búsqueda de una dirección en la vida, y el establecimiento de objetivos, puede ayudar a vivir más tiempo, independientemente del momento en que encuentre el propósito. Los investigadores creen que tener un objetivo en la vida puede animar a las personas a seguir un estilo de vida más saludable y a ser más positivos, elementos que pueden aumentar la longevidad.

20 mayo 2014

La lista de mis deseos. Una novela que es el cuento de la lechera en revisión.

La lista de mis deseos
No hay nada mejor para apartarse del mundanal ruido ( es decir, la campaña electoral y el comportamiento de los "aspirantes" a un buen sueldo europeo) que leer un libro. Porque leer tal vez no te haga más inteligente, pero te hará menos ignorante.

Un best-seller para un fin de semana


Por lo que veo en la contraportada se trata de un best-seller, gran éxito en Francia, que luego se tradujo a varios idiomas. 

A mi me llegó por casualidad. Y he de reconocer que no es literatura en mayúsculas, no tiene una prosa rica, ni una historia original, pero es una lectura muy agradable, corta (en dos días lo acabas) y aunque es agridulce en algunos momentos, es un relato cercano, sencillo y hasta te puede hacer reflexionar.

La lista de mis deseos como un cuento de la lechera actualizado. Una reflexión sobre el valor del dinero, el poder y la influencia que tiene sobre las personas, y el concepto de felicidad.

El Euromillón de Jocelyne


La lista de mis deseos
de Greoire Delacourt nos cuenta la historia de Jocelyne o Jo, la propietaria de una mercería en la pequeña ciudad de Arras (Francia). También escribe un blog sobre costura que cada día cuenta con más visitas y en definitiva, le gusta su trabajo. Jo tiene dos amigas que habitualmente juegan al Euromillón y una tarde tras sus insistencia decide también ella comprar un boleto. Cuál es su sorpresa cuando su billete resulta ganador de más de 18 millones de euros. Ante el miedo a que el dinero corrompa su vida, Jo, decide esconder el cheque que le hará millonaria, evitar a toda costa que cualquiera se entere y seguir su vida como si nada hubiese pasado.

Pero también comienza a confeccionar una lista con todo aquello que desea y que ese dinero le puede dar. Pero según va pasando el tiempo, y con los sucesos que le van rodeando, esa lista de sus deseos va cambiado. ¿acabará por cobrar el boleto?



15 mayo 2014

Panegírico del bofetón revulsivo. O lo que es lo mismo, ! "Espabílate, mi amor"!

No se si alguna vez os ha pasado, pero estoy segura que a la mayoría de vosotros, algo bastante parecido a lo que voy a contar, os sonará. Hablo de esas ocasiones, esas oportunidades de la vida, en que tú te quedas con la boca abierta mientras delante de ti se esfuma algo parecido a tu vida entera, hace tan solo un par de días. Esas circunstancias que te dejan con la mandíbula desencajada, viendo como te la han pegado en lo que se tarda en dar un meneo de pestañas. Y tú te quedas ojiplática, rollo las muñequitas japonesas, y con la cabeza petando en cortocircuito y la lucecita del "Warning" como loca.

Pero lo peor es que no espabilamos. Y nos vuelve a pasar. !Cómo somos!. A veces pienso que ni con agua fría. Yo no sé si es falta de maldad, demasiada inocencia, o es que somos tontos si me apuras.

Y es en esos momentos cuando necesitamos el bofetón revulsivo. No el físico. No haré apología de la violencia. Hablo de ese bofetón imaginario y didáctico, esa reacción profunda y rápida como un vómito. Ese click en la cabeza que te espolea a galopar por un nuevo camino. Ese "Espabílate, mi amor", que te sale de muy adentro, de las mismas vísceras, y no del corazón.

El bofetón revulsivo es como ese Red Bull que te da alas. Como ese amigo que te coge de los hombros y te zarandea para que entres en razón. Lo bueno de que el sopapo purificador sea imaginario es que no queda señal de los dedos en la mejilla, y automáticamente la vida se empieza a ver más clara. Los mitos se derrumban, y lo que hasta ahora estaba colocadito en el altar, cae por su propio peso. Sólo queda barrer y abrir la ventana.

14 mayo 2014

Del libro a la pantalla :Los ojos amarillos de los cocodrilos

Los  ojos amarillos de los cocodrilos
Los ojos amarillos de los cocodrilos está basada en el best-seller homónimo de Katherine Pancol, que yo no he leído, pero tengo debilidad por el cine francés, y he ido a verla ( contrariando mis principios de primero el libro, luego la peli) . Además he de confesar que he ido alentada por la participación en el filme de uno de mis actores favoritos, el catalán Quim Gutierrez.


Un libro y dos vidas 


Dos hermanas completamente opuestas: Joséphine, historiadora especializada en el siglo XII, separada y enfrentada a las dificultades de la vida; e Iris, bella, adinerada y con una vida de mujer florero simple y vacía. Una noche durante una cena con amigos, Iris presume de estar escribiendo una novela. Atrapada en su mentira, pronto deberá recurrir a su hermana Joséphine para que escriba en su lugar a cambio de cubrir las deudas que le ha dejado su marido a la fuga. Lo que ellas no saben es que el éxito del libro cambiará para siempre su relación y transformará radicalmente las vidas de quienes les rodean.


Julie Depardieu y Emmanuelle Béart


Como no me leí la novela no se si los personajes están acertados, en cuanto a lo que nos imaginamos los lectores, pero si que creo que en la película funcionan muy bien las actrices elegidas para dar vida a las hermanas, Julie Depardieu (hija del actor) y Emmanuelle Béart.

La película, de la directora francesa Céline Telerman, es una historia de amistad y rivalidad entre dos hermanas. Egoismo, dolor, celos, conveniencias, etc... Por Los ojos amarillos de los cocodrilos van desfilando muchos temas con mucho jugo, al principio de manera suave e incluso tópica, para luego adentrarse en un terreno más profundo. Aunque se desdramatiza y la película va serpentenado suavemente entre los avatares de la vida de los protagonistas. La verdad es que el tema es muy del gusto del cine francés de los últimos años, donde hay muy buenas historias donde se cuecen los entresijos de las relaciones entre padres, hijos y amigos. Sólo citar Pequeñas mentiras sin importancia, El primer día del resto de tu vida y Lol

13 mayo 2014

¿Eres triscaidecafóbico? Háztelo mirar.

Fobia al 13
La triscaidecafobia no es ninguna enfermedad venérea, aunque el nombre nos haga guardar alguna sospecha. Es algo más liviano e indoloro aunque no tenga vacuna. Es el temor exagerado al número 13.

Encima, hoy es martes y trece, más de un supersticioso no saldrá a la calle. Ni se casaran, ni se embarcaran. Pues para todos ellos os dejo una auténtica vacuna contra la triscaidecafobia: el compositor Richard Wagner. Curiosa y sorprendente su relación con el número 13.

Wagner nació en 1813, y si se suman los números de esta cifra resulta un 13. Murió un 13 de febrero, martes para más inri, el mismo día en que se conmemoraba el aniversario decimotercero de la unificación alemana.

Wagner además, murió cuando su hijo Sigfrid tenía 13 años. Si se suman las letras de Richard Wagner ,la cuenta resultante es 13. Compuso 13 óperas, sufrió un destierro de 13 años, terminó el Tanhaussser un 13 de abril y la estreno un 13 de marzo en París, e igualmente remato Parsifal un 13 de enero. Y sin embargo no dedicó ni un minuto de su vida a obsesionarse con el número 13.


( la información ha sido recogida del libro Polvo eres de Nieves Concostrina)

12 mayo 2014

Quan els bollicaos ni s'havien inventat.

ESMORZANT from La Raka Films on Vimeo.

Una xicoteta joia de eixes que els amics es fan arribar de tant en tant. Bonica la història, preciós el contingut, l'edició del video, les imatges... Un plaer a tastar en dos minuts. Un esmorzar deliciós.

Autoria: La Raka Films

08 mayo 2014

La primera fruta que sabe a verano: el níspero.




Nísperos madurando al sol
Es la primera fruta que sabe ya a verano. Llega en primavera, desde abril hasta junio, y sus primeros bocados nos confirman el deseo latente de saborear de nuevo esa pulpa firme, dulce y jugosa.



El níspero es una palabra que en valenciano tiene muchas acepciones: nispro, nyespro, nyispro, etc. Y segura estoy que si el poeta valenciano Vicent Andrés Estellés hubiera sido de Callosa i no de Burjassot, hubiera escrito:


Res no m’agrada tant com mossegar la carn que té en llevar-li la suau pell.
Mossege i em xuple el dit gros i el dit índex,
agafe l' altre tros de nyespro, l’enlaire àvidament,
eucarísticament,
me’l mire en l’aire.
de vegades arribe a l’èxtasi, a l’orgasme.
cloc els ulls i me’l fot.
El níspero es una fruta muy familiar para los que somos de esta costa del Mediterráneo. En concreto para la comarca alicantina de la Marina Baixa, y más en concreto aún, para una población, Callosa d'en Sarrià, donde se produce la mayoría del níspero en España, y que tiene desde 1992 Denominación de Origen propia.

Pero sus orígenes se remontan al sudeste de China, de allí lo trajeron como árbol ornamental en el siglo XVIII. No me extraña, me encanta el color del níspero. Ese tono naranja brillante que salpica en estos momentos miles de bancales por toda esta geografía. Aquí se cultiva una variedad, Algar o Argelino. Es de carne compacta, pulpa jugosa y con un dulzor especial con ese puntito ácido, casi cítrico.


Como su período de consumo es tan corto, hay maneras de alargar el placer de comer nísperos. O los hacemos en conserva, o los hacemos en sorbete.

Nísperos en almíbar


Nísperos en almíbar

Es fácil. Se pelan y se parten en dos mitades. Se llena con ellos un bote de cristal que cubrimos de un almíbar hecho con azúcar y agua (un kilo de azúcar por kilo de fruta y litro y medio de agua, aunque hay variaciones en la proporciones). Se cierra herméticamente y al baño María unos 25 minutos. Ya tenemos nísperos para el invierno.
Sorbete de nísperos


Sorbete de níspero

Aprovisionamos el congelador de bolsitas con nísperos pelados y troceados para poder hacer el sorbete en verano. Sólo hay que hacer un almíbar, y cuando éste esté frío le añadimos los nísperos congelados y el zumo de medio limón (opcional). Cogemos la Thermomix y le decimos tres minutos velocidad 5 a 9. Y listo. Con esto uno queda de cine como postre en una cena veraniega.

Y no nos olvidemos de citar los beneficios de esta fruta primaveral. Mucho contenido en fibra, perfecto para disminuir colesterol, y para aumenta la velocidad del tránsito intestinal. En cuanto a minerales, es rico en magnesio, calcio y fósforo. Y aproximadamente 3/4 partes del fruto son agua, lo que favorece la hidratación, es diurético y mejora el tono y elasticidad de la piel. 


Bon profit a tots !

07 mayo 2014

Al cine: Aprendiz de gigoló: 50 % Allen, 50% Turturro


Tandem Allen-Turturro

Al principio no sabes si Aprendiz de gigoló es una película de Woody Allen, protagonizada por John Turturro, o una película de Turturro protagonizada por Woody Allen. Y es que el trabajo en la dirección y guión de uno de los actores favoritos de los Coen destila mucho del "inframundo" creado por el director de Manhattan. Además el escenario es Brooklyn, lugar de nacimiento de los dos protagonistas.


Sharon Stone y Sofía Vergara
La verdad es que Aprendiz de gigoló tiene algún altibajo, pero en conjunto es resultona. Tiene sus momentos muy divertidos, sus actores con gancho (Sharon Stone y Sofía Vergara están geniales) , un Woody Allen muy Woody Allen, un Turturro, que aunque parece darle todo absolutamente igual, tiene un sex-appeal (que le ha llegado con la edad) que le sienta muy bien. Y no voy a olvidar una banda sonora espectacular ( desde Vanessa Paradise con Tu si na cosa grande, a Dean Martin con Sway, o Dalida con Le Torrent ).

Woody Allen y John Turturro

Brooklyn, el microcosmos

La historia cuenta la relación laboral y de amistad entre Fioravante (John Turturro) que hace un poco de todo: arreglos florales, fontanería, electricidad... y su amigo Murray (Woody Allen) , que le propone convertirse en Virgil, amante a tiempo parcial. Él será Dan Bongo, su representante. Y se dan situaciones de esas que son habituales en las pelis de estos dos neoyorkinos: judíos conviviendo con una familia negra en pleno barrio kosher, un Don Juan lacónico que se monta un ménage a trois con dos tias buenorras y ricas, etc

La película es una comedia romántica, multiracial, multicultural y neoyorkina, al estilo de la pareja responsable de la cinta. Y por una vez, y sin que sirva de precedente, da gusto verla doblada. Sólo por escuchar el magnífico trabajo de doblaje del actor que dobla siempre a Woody Allen.

Recomendable.Para pasar un buen rato delante de la gran pantalla.

06 mayo 2014

10 años de Friends. Nos vemos en Central Perk.

No es de mis series preferidas, pero sí he de confesar que la he seguido y la he recuperado en tantas ocasiones como la han repuesto en televisión. Pero si hay una persona a la que relaciono directamente con Friends es mi hermana Raquel. Era su serie preferida. Y todavía estoy segura que nos reiríamos con las aventuras de este grupo de amigos si la volviéramos a ver.

Hoy justamente se cumplen diez años del adiós de esta comedia. Friends se estrenó en 1994 y duró diez temporadas. Casi nada. Un filón para sus productores.

Recuerdo perfectamente el tema musical de la serie, el I'll be there for you, de The Rembrandts. Eso, y el gesto con los brazos que hacían los protagonistas eran las señas de identidad.

Sin desperdicio en el reparto. 


Estaba Rachel (Jennifer Aniston), la petarda y pija reciclada,  Phoebe (Lisa Kudrow), la alternativa y nefelibata, Mónica (Courteney Cox), era la super-ordenada casi maniática, su hermano Ross (David Swimmer) que era paleontologo y me partia de risa con él y su mala suerte, luego Chandler (Matthew Perry) que era el chistoso, y Joey (Matt LeBlanc), el ligón devorador de pizzas y asaltador de neveras ajenas.

La verdad es que había capítulos que no tenían desperdicio. Friends era humor blanco. Casi tontorrón diríamos hoy. Pero funcionaba. Los guiones eran buenos, los chistes ingeniosos, el doblaje español muy acertado, y los actores funcionaban como una piña. Y seguro que era barata, casi no salían de los decorados del bar donde ser reunían, el mítico Central Perk, y los dos pisos vecinos, el de Mónica y el de Joey y Chandler.

¿Y que ha sido de ellos?


A excepción de Rachel (Jennifer Aniston) que se ha convertido en estrella de la comedia romántica, y que seguro habéis visto en la gran pantalla, el resto ha trabajado en alguna aparición en cine, aunque por lo general en pequeños papeles. Como Phoebe (Lisa Kudrow) en Otra terapia peligrosa o Mónica
(Courteney Cox) en las cuatro cintas de la saga Scream. Pero la mayoría ha continuado en la televisión.
   

05 mayo 2014

Diez cosas que hacemos cada día para destrozar el planeta

10 consejos para modificar algunas costumbres, digamos no muy sostenibles y fáciles de remediar:

1. El cargador del móvil al cajón.

Cuando el cargador del móvil está enchufado a todas horas, por ejemplo, pierde hasta el 95% de la energía que consume. Si está caliente, es que consume electricidad. Cuando no te haga falta, desenchúfalo. Y no dejes cargando el teléfono toda la noche, porque solo tarda unas horas en alcanzar la carga máxima.

2. Pasa de envases.

Muchas veces en el mercado me ponen la carne o los fiambres en cajitas de plástico transparente. Siempre digo que no. Del papel directo al tupper reutilizable y a la nevera.

Dónde no se puede elegir es en los supers y grandes hipermercados, ahí te colocan las cajas dentro de otras cajas, envuelto con film o plásticos, sin otra opción. Intenta comprar la comida al peso y guardarla en nuestros propios recipientes reutilizables.

Y si sueles comprar bolsas de ensalada tienes que saber que estos envases crean una “atmósfera modificada” para conservar los alimentos y usan cloro para lavar la lechuga, lo que destruye nutrientes, además de ser un proceso que consume muchos recursos.

3. Stop al Stand by. Comprueba que todo está apagado.

Antes de acostarte y antes de salir de casa, dedica un momento a comprobar que todo esté apagado. Dejar encendido el ordenador toda la noche, por ejemplo, puede consumir tanta energía como imprimir 800 folios con impresora láser. 


4. Aceite de palma, no. Mejor, oliva o girasol.


El aceite de palma está presente en muchos productos, desde cremas faciales hasta en algunas margarinas. Su producción supone un durísimo golpe para los ecosistemas. Las plantaciones de palmeras están sustituyendo grandes zonas de las selvas de países como Indonesia y expulsando a sus habitantes.

5. Más transporte público, menos coche.

Cada vez que se recorren seis kilómetros en bici, y no en coche, se le evitan al aire unos siete kilos de contaminación.

7. Las velas, de cera de abeja o soja.

El componente base de las típicas velas de cera de parafina es el petróleo. Cuando están encendidas liberan en el aire toxinas como la acetona, el benceno, el plomo y el mercurio. Si quieres crear un bonito ambiente a la luz de las velas, mejor hazte con algunas de cera de abeja o de soja, opciones naturales que ambientan de manera más sana y duran un 50% más que las sintéticas.

8. El atún, mejor pescado con caña.

La gran demanda de atún provoca una sobrepesca que está haciendo peligrar la especie. Si no quieres renunciar a su consumo, puedes limitarte al atún pescado con caña, que por su modo de captura no provoca la destrucción de miles de peces pequeños que sí causan las redes comerciales.

9. Lavadoras llenas y secado al sol.

Antes de poner la lavadora en marcha, espera a que esté llena. Cada ciclo de lavado consume más de 100 litros de agua. Vale la pena aprovechar al máximo hasta la última gota. Recuerda también que las secadoras consumen más energía que cualquier otro electrodoméstico. Si es posible tiende la ropa al aire libre. Hasta hace poco no teníamos secadora y no pasaba nada.

10. Reduce al mínimo el impacto de la basura.

la basura que no tengas más remedio que generar aplástala antes de tirarla al cubo. Así ocupará menos sitio en los vertederos o las plantas de reciclaje.
Todos los días ponemos nuestro granito de arena para cargarnos el planeta. Lo hacemos de manera involuntaria, pero también por comodidad o dejadez. Nuestra actividad diaria no es comparable con el daño que puede causar una actividad económica como una fábrica, pero también a la larga somos hormiguitas que vamos haciendo el agujero más grande poquito a poquito.

(información recogida de ECOTICIAS.COM)